fbpx

Intercar

Una breve guía para el control de llantas en una empresa de autotransporte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
guia-control-de-llantas-en-una-empresa

Llevar un buen control de llantas en una empresa de autotransporte, es fundamental para una administración eficiente en el mantenimiento de flotillas, pues de igual forma que el combustible, representa uno de los principales consumibles y  gastos operativos.

Es importante resaltar que, el estado de los neumáticos repercute directamente en la seguridad, rendimiento del combustible, control de daños y en la optimización de costos operativos; de ahí la relevancia de tener una buena administración y control de ellos.

Un control de llantas eficiente es clave para el buen funcionamiento y rendimiento de una flota en una empresa de autotransporte, así como para el incremento de la rentabilidad del negocio.

Diagnóstico y análisis inicial

Como primer paso, antes de implementar un sistema de control de llantas, es necesario partir de un diagnóstico inicial sobre el punto actual de la administración de llantas de la flota y hábitos de mantenimiento; asimismo, es necesario inspeccionar los neumáticos en uso y desecho.

Un diagnóstico permite, además, identificar las características de la operación que favorecen o que representan un riesgo para el óptimo desempeño de las llantas; con esta información es posible hacer un análisis para determinar el rendimiento actual de las llantas.

Algunos aspectos mecánicos y operativos a considerar en este proceso son los siguientes:

  • Políticas de renovación.
  • Hábitos de conducción deficientes que derivan en problemas mecánicos o riesgos de seguridad.
  • Diseño y gestión de rutas.
  • Uso de llantas no renovables, de baja tecnología o no ideales para cada operación.
  • Control en el consumo de combustible.
  • Mantenimiento y desgaste de las unidades:
    • Control de presiones, conocer el ideal.
    • Falta de alineación.
    • Estado de los rines de las unidades.
    • Rotaciones.
    • Balanceos.

Con base en los resultados obtenidos de este proceso se pueden tomar mejores decisiones, ya sea sobre marcas o aspectos operativos técnicos, a fin de obtener un mejor desempeño de los neumáticos y así optimizar la relación costo-beneficio.

Uso y desgaste de las llantas

Existen dos tipos recurrentes de incidencias en los neumáticos, relacionadas con su uso:

  1. Desgaste o consumo de la banda de rodamiento. Puede suceder por la fricción durante el rodamiento de las llantas en su tránsito; el desgaste puede variar en nivel de afectación según el tipo de compuesto y su grado de dureza.
  1. Deterioro parcial o progresivo sobre la estructura de las llantas. Se presenta de forma natural por el uso de las llantas, el nivel de afectación, así como su tiempo de vida; y dependerá de las condiciones operativas a las que se sometan.

Ambos casos responden a consecuencias naturales debido al uso, sin embargo, el nivel de daño, su tiempo de vida y kilometraje de rendimiento, también son determinados en función de las condiciones de aplicación, uso, operación y del mantenimiento que reciben.

Cuidado y mantenimiento

Implementar un plan de mantenimiento con parámetros y frecuencia establecidos, es clave para una administración y control eficiente de llantas en una flota. 

Las tareas a considerar como parte de la administración de llantas, referentes al mantenimiento de estas, son las siguientes:

  • Inspección del 100% de llantas de la flota. Lo ideal para llevar a cabo esta inspección es realizarlo mensualmente.
  • Alineación de ejes, bajo los parámetros de rangos de Toe, camber, caster, y ángulo direccional, cada 2000 km.   
  • Rotación de llantas por cada eje, en el eje direccional cada 18000 Km, en  el eje de tracción cada 12000 Km; con un parámetro de +/- 3000 Km de rango de desviación admitida en Km.
  • Balanceo, cada 12000 Km y/o cada servicio de montaje o rotación por eje; con un parámetro de +/- 1 Oz. de rango de desviación admitida en onzas.
  • Calibración, realizada semanal o mensualmente y, cada vez que se ejecute un servicio técnico de llantas; con un parámetro en el eje direccional de 110 P.S.I., y en el eje de tracción de 80 P.S.I.  
  • Regrabado, cuando se encuentre en un rango de profundidad de 2mm a 4mm, únicamente en llantas no reencauchadas o en primer ciclo de uso. 
  • Marcación, cuando una llanta nueva ingresa a inventario, marcar con número asignado por el sistema de información del proceso de administración de llantas. 
  • Torqueo, realizarlo semanal o mensualmente y cada vez que se ejecute un servicio técnico de llantas.
  • Montaje y desmontaje, según requerimientos del mantenimiento de llantas establecido, servicio preventivo o correctivo, se debe asegurar el buen estado y correcta profundidad, presión de inflado y par de apriete de las llantas montadas  
  • Reparación, cuando una llanta presente algún daño, ya sea por corte, perforación u otra causa; la ejecución será acorde a los criterios técnicos del fabricante de los insumos de reparación.
  • Reencauche, cuando la banda de rodamiento está en el límite máximo de desgaste (entre 2mm y 3mm).

Implementar el control de llantas en una empresa de autotransporte representa numerosos beneficios que optimizan la operación y servicio, así como la rentabilidad del negocio.

En Intercar Training podemos ayudarte a desarrollar un sistema de administración eficiente en el mantenimiento de tus flotillas. No esperes más, solicita hoy mismo más información sobre nuestros programas y recibe una asesoría personalizada.

CTA –> guía optimizar costos de distribucion

Te puede interesar

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?