fbpx

Intercar

4 formas de mejorar el control del consumo de combustible de una flotilla

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
control-consumo-de-combustible

Trabajar con una flotilla de autotransporte representa grandes desafíos y uno de los más frecuentes es el rendimiento del combustible que puede llegar a suponer el 30% de los gastos directos de operación de tu flota. 

Para administrar este recurso de manera óptima y productiva, debes tener en cuenta diversos factores que afectan el rendimiento del combustible, tales como: estado y antigüedad de los vehículos, la forma de conducir de tus operadores, el tipo de combustible, las condiciones climáticas, así como las rutas de viaje (tráfico, accidentes o daños en la carretera).
Para ello, hemos reunido algunos consejos que toda empresa de autotransporte debería aplicar para mejorar el control del consumo de combustible y sacar el máximo provecho de sus unidades. ¡Te los compartimos!

1. Capacita a tus operadores

Gran parte de los gastos de combustible se deben a los operadores de transporte, ya sea por sus malos hábitos de conducción o por el robo del carburante. Para erradicarlo, algunas empresas toman medidas como: 

  • Colocar limitadores de velocidad.
  • Realizar mantenimientos periódicos.
  • Monitorear las unidades en tiempo real a través de dispositivos electrónicos.
  • Planificar las rutas para evitar desvíos o paradas innecesarias.

No obstante, también es importante brindar capacitación a los conductores para evitar el derroche de combustible, pues la formación constante ayuda a establecer mejores prácticas para minimizar los riesgos de aceleración innecesaria, el exceso de velocidad y mantener el motor encendido mientras el vehículo no se desplaza. 

Consecuencias del exceso de velocidad 

Manejar a una velocidad constante durante recorridos largos, evitar frenar repentinamente y desacelerar el vehículo poco a poco, son requisitos que debes implementar en el uso de tus unidades de transporte, pues contribuyen a ahorrar combustible hasta en un 23%.

Consecuencias de no apagar el motor

Si el vehículo permanece encendido por más de tres minutos sin desplazarse, a largo plazo va a reducir la vida útil del motor, incrementando los costos en el mantenimiento. Por otro lado, conducir a alta velocidad genera un mayor consumo de combustible, debido a que puede provocar frenazos bruscos y posteriormente, aceleraciones innecesarias.

<< Conoce nuestros próximos cursos de Transporte y Logística >>

2. Implementa un sistema de monitoreo y administración de flotas vehiculares

Otra alternativa para mejorar el control de combustible en una empresa de autotransporte, es utilizar una plataforma de gestión vehicular basada en localización satelital, que permita monitorear el uso de combustible, así como, crear nuevas estrategias de ahorro y consumo responsable para mejorar la administración de las flotas y rentabilizar el negocio.

En este aspecto, no hay mucho que decir porque la selección de una herramienta tecnológica depende completamente de tus necesidades y presupuesto, pues con base en ello, deberás seleccionar las funcionalidades y características  de la solución que te ayudará a optimizar tus recursos.

3. Actualizar y dar mantenimiento a la flotilla

La óptima gestión de combustible también depende del estado y antigüedad de los vehículos. En ese sentido, es importante realizar chequeos generales constantes y mantenimientos preventivos antes y después de los viajes.  

Puesto que no siempre es posible actualizar tus flotillas por vehículos más modernos, entonces debes mantener todas tus unidades en perfectas condiciones mecánicas para detectar cualquier falla que afecte su funcionamiento y evitar que permanezcan varadas por daños. 

Revisar el estado de las llantas 

Puede parecer un detalle mínimo, pero el estado de las llantas también afecta el control del consumo de combustible, pues a medida que se desgastan, éstas pierden presión ocasionando que el vehículo utilice más combustible para efectuar el desplazamiento.

Por lo tanto, es indispensable que dentro del mantenimiento general de tus flotillas, realices chequeos periódicos para verificar que estén en buenas condiciones.

4. Analizar y optimizar las rutas

Finalmente una excelente manera de ahorrar combustible es, sencillamente, optimizar las rutas de cada viaje para utilizar la menor cantidad de combustible posible, teniendo en cuenta varios factores como la distancia, el tráfico y las condiciones de las carreteras.

Cada cierto tiempo, es necesario analizar si las rutas que se están utilizando son las mejores y encontrar alternativas más cortas y menos congestionadas que, además de reducir el tiempo del trayecto, también reducen el consumo de gasolina y ayudan a elevar la productividad de cada transporte, generando mejores ganancias.

¿Estás listo para optimizar el control del consumo de combustible de tus camiones?

Además de tomar en cuenta los consejos que te comentamos anteriormente, también debes considerar el abastecimiento del combustible ya que, si cuentas con una gran flota de vehículos, tener depósitos de combustible propios puede ofrecer precios más bajos al adquirir grandes cantidades del carburante. O bien, si utilizas combustibles alternativos, es recomendable compartir los establecimientos de recarga con otras organizaciones.

Finalmente, la gestión de flotas debe velar por el óptimo control del consumo de combustible para incrementar la rentabilidad y competitividad del negocio. ¿Te gustaría saber más de este tema? Infórmate en nuestro calendario de próximos cursos.

 jefe-de-transporte-y-logistica-objetivos

Te puede interesar

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?