fbpx

Intercar

Benchmarking logístico: qué es y por qué es importante

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
benchmarking-logistico

Toda empresa, sin importar su tamaño o giro, debe estar en constante crecimiento y adoptar prácticas de mejora continua si desea mantenerse competitiva en el mercado. 

Para conseguirlo existen muchos métodos, sin embargo, la mayoría coinciden en la medición y evaluación permanentes de cada uno de los procesos de la organización, con el fin de identificar lo que funciona y aquello que se puede mejorar. 

¿Qué es el benchmarking logístico?

El benchmarking logístico se refiere al proceso mediante el cual las empresas comparan su funcionamiento, productos o servicios con respecto a las recomendaciones de la industria o las prácticas de los líderes del mismo campo, con el fin de encontrar mejores estrategias y adaptarlas a su contexto para, posteriormente, implementar las mejoras necesarias que incrementen la productividad y rentabilidad de la compañía. 

No significa replicar el modelo y procesos de otras empresas sino, más bien, analizar a profundidad cómo podemos adaptar dichas prácticas a la realidad de nuestra compañía de forma objetiva y haciendo uso de los KPI’s adecuados. 

En ese sentido, una empresa de logística puede aprovechar el benchmarking para optimizar recursos, mejorar el control de inventario, aumentar la productividad, etc. Asimismo, es importante considerar que las tendencias cambian al igual que las demandas de los clientes, por lo que es fundamental mantenernos atentos a las recomendaciones de la industria. 

¿Cómo ayuda el benchmarking a mejorar la rentabilidad de las empresas de logística?

El benchmarking logístico permite evaluar el desempeño de la cadena de suministro teniendo en cuenta los resultados obtenidos, el valor generado y el tiempo necesario para lograrlo. 

Este método brinda un parámetro sobre la eficiencia de cada proceso que, de otra forma, sería muy complejo determinar. Otras ventajas que ofrece a los responsables de supply chain son: 

  • Genera una mayor ventaja competitiva.
  • Reduce el costo de transporte y flete.
  • Mejora la productividad de la mano de obra.
  • Reduce los tiempos de traslado de mercancías. 
  • Disminuye el volumen de inventario físico y el gasto asociado.
  • Mejorar la visibilidad y la precisión del inventario.
  • Mejorar las tasas de entrega a tiempo de los clientes.
  • Optimiza la carga para aumentar la eficiencia y disminuir el gasto.

Cabe destacar que dicho proceso debe revisarse continuamente para detectar áreas de oportunidad e ineficiencias que puedan ser suprimidas.

Tipos de benchmarking logístico

Existen diferentes tipos de benchmarking logístico que pueden llevarse a cabo de forma independiente o complementaria. Te los explicamos a continuación: Benchmarking interno, que se centra en la propia empresa; externo, que examina procesos fuera de la industria directa; y competitivo, que evalúa otras empresas dentro del mismo sector.

Benchmarking interno

Como su nombre lo dice, este método se realiza para comparar los procesos de los diferentes departamentos o locaciones de la empresa, siempre y cuando sus funciones sean similares. Por ejemplo, en los centros de distribución de distintos países. 

Se realiza una comparativa de resultados para identificar las mejoras que pueden implementarse y replicarse en las demás instalaciones. La ventaja es que, al efectuarse de forma interna es mucho más accesible y efectivo. 

Benchmarking externo

Al contrario del benchmarking interno, al recurrir al externo se busca propagar la búsqueda de alternativas de mejora para evaluar si los procesos internos realmente son eficaces o si es necesario adoptar nuevos métodos que ayuden a potenciar los resultados. 

Benchmarking competitivo

En este caso, se examinan los procesos de los competidores principales, con el fin de averiguar las causas de que los propios procesos no sean tan eficientes. Para este tipo de análisis suele ser preciso contratar los servicios de empresas de consultoría e investigación, quienes se ocupan de identificar las fortalezas y debilidades de tu empresa con base el conocimiento que han extraído de la industria. 

¿Cómo hacer un benchmarking logístico en 3 simples pasos?

Si quieres potenciar tus resultados, entonces toma nota de la siguiente guía corta para realizar un benchmarking logístico efectivo. 

1. Identifica los procesos que quieres optimizar

El primer paso es definir los procesos críticos para tu empresa. Generalmente, se priorizan aquellos que no están registrando buenos resultados y cuya optimización incrementaría el desempeño, pero, para ello es recomendable recurrir a los KPI’s para medir el rendimiento de las operaciones y determinar los procesos clave a analizar durante el benchmarking logístico.

2. Evalúa a los líderes de tu sector 

Una vez que detectaste los procesos a analizar, el siguiente paso consiste en averiguar qué compañías se destacan por su gestión, de manera que logres determinar: 

  • Quiénes son tus competidores directos. Es decir, aquellos que compiten con tus servicios y que también son más difíciles de analizar, puesto que la información no está bajo demanda. 
  • Quiénes son tus competidores indirectos. Que, aunque por tamaño no se encuentran al mismo nivel en el sector, sí compiten por el mismo cliente y pueden frenar tu crecimiento.
  • Empresas de otros sectores. Las cuales, operan en otro ámbito y no son competidores, pero podemos aprender de su eficiencia y de sus métodos.

3. Adopta las mejores prácticas al contexto de tu empresa

El benchmarking logístico no consiste en copiar a la competencia, ya que puedes cometer graves errores sin tomar en cuenta la realidad de tu empresa. Debe servirte, en primera instancia, de inspiración y adoptar las mejores prácticas con base en una serie de etapas: 

  • Definir el plan de implementación y establecer objetivos especificando qué ejercicios se van a llevar a cabo y cómo se va a realizar.
  • Asignar recursos para el equipo de trabajo y las herramientas que requerirán.
  • Establecer los KPI’s correctos para medir el avance del proyecto.
  • Hacer pruebas para comparar los resultados con respecto al proceso anterior y definir si es escalable o no.

Finalmente el benchmarking logístico es un método altamente funcional para conocer los límites de tu operación, reconfigurar procesos y adoptar nuevas prácticas cuyo impacto se refleje en mayores y mejores resultados. Si quieres conocer de forma general el estatus de tu empresa, descarga nuestro test gratuito.

 test-autoevaluacion

Te puede interesar

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?